06 noviembre 2012

Tiempo, no has de jactarte de mis cambios


Tiempo, no has de jactarte de mis cambios:
Alzas con nuevo brío tus pirámides
Y no son para mí nuevas ni extrañas
Sino aspectos de formas anteriores.
Por ser corta la vida, nos sorprende
Lo antiguo que reiteras y que impones,
Cual si fuera lo nuevo que deseamos
Y si río conociéramos su historia.
Os desafío a ti y a tus anales;
No me asombran pasado ni presente,
Pues tus anales y lo visto engañan
Al transformarse mientras te apresuras.
Por mí, te juro que he de ser constante
A pesar de tu hoz y de ti mismo.

2 comentarios:

Ernesto L Rodríguez R dijo...

Umm ¡Me gusta!

Profunda cada línea, me gusto ése escrito.

Saludos ;)

Anne dijo...

Hola Ernesto, es cierto, lo que me comentas, son palabras muy profundas. . . lo que siempre me impacta, es la trascendencia, fijate , que Shakespeare, nació en 1564!!!!!!!, y sus palabras llegan, conmueven y tocan las mismas fibras , es decir, no pasa el tiempo, y queda el concepto.
Gracias por pasar, me voy a dar una vuelta por tu sitio.

Publicar un comentario