07 septiembre 2010

Si ves un monte de espumas,


Si ves un monte de espumas,

Es mi verso lo que ves:
Mi verso es un monte, y es
Un abanico de plumas.

Mi verso es como un puñal
Que por el puño echa flor:
Mi verso es un surtidor
Que da un agua de coral.


Mi verso es de un verde claro
Y de un carmín encendido:
Mi verso es un ciervo herido
Que busca en el monte amparo.

Mi verso al valiente agrada:
Mi verso, breve y sincero,
Es del vigor del acero
Con que se funde la espada.

4 comentarios:

ivan-medina dijo...

...mi verso es un cuenco, recogido en palabras,
teñidas o amargas, según como haz tratado mi alma...

ops!... estos versos inspiran bastante. Cuando los leí temprano me salieron otros versos...ahora de noche me brotaron estos y...aquí te los dejo.

un abrazo para mi uruguaya favorita.

Anne dijo...

Que lindo Ivan. . . me encanta tu creatividad.
Gracias, por siempre pasar.
Muchisimos cariños

Anónimo dijo...

QUE TE PUEDO DECIR DE ESTO, SOLO DISFRUTARLO.

Anónimo dijo...

José Julian Marti Pérez.No hay palabras para describir lo infinitamente grande tanto de su verso como de su prosa.Te recomiendo (Los zapaticos de rosa ;,,, eso si quuieres llorar un poco pero es bello , habla del desprendimiento y la solidaridad humana. es muy lind.Kadin.

Publicar un comentario